Carrito
No hay productos.

Negociación y contratación bancaria  - Dossier de negociación de financiación a empresas

Índice
    3.4.2.- Proceso de análisis de empresas

Proceso de análisis del titular

1º- Verificación de los ficheros de morosos, incidencias, etc.
En primer lugar la entidad financiera verificará la no inclusión de nuestros datos en los registros de morosos más habituales, siendo el más habitual en el caso de las personas físicas el denominado ASNEF - EQUIFAX.

A este registro se comunican las incidencias de cobro que tienen la gran mayoría de entidades financieras así como compañías proveedoras de servicios. Así cuando alguien solicita una operación de financiación autoriza a la entidad a la que se lo ha solicitado a realizar una consulta sobre dicho registro, obteniendo la entidad financiera información detallada de cualquier operación donde el titular haya entrado en mora.

En el caso de que el cliente aparezca en este u otro registro de solvencia se lo comunicará para que este tenga la oportunidad de enmendar dicha situación. Por otra parte cuando la cuantía o motivo de la inserción tenga poca relevancia es muy posible que el analista no tenga en consideración dicha inserción.

En cualquier caso hay que ser conscientes del hecho de que cuando se solicita una operación de financiación un aspecto muy importante es la transmisión de confianza y es más que evidente que la aparición en los registros de solvencia mina la imagen de confianza que transmitimos.

2º- Verificación de la carga financiera del cliente
La segunda verificación realizada por la entidad será conocer el endeudamiento del cliente. Para ello solicitara al CIRBE, Central de Información de Riesgos del Banco de España, los datos relativos a dicho cliente incluidos en el registro. Hay que tener en cuenta que en dicho registro se reflejan todas las operaciones de financiación contratadas por una persona física o jurídica por importe superior a 6.000 €.

3º- Análisis de la capacidad de pago
Superados los puntos anteriores la entidad bancaria verificará que el titular pueda atender el pago de las cuotas que devengue la operación. Para ello tomando como base los ingresos declarados del solicitante verificará que las cuotas de la operación no superen el 40 % de los mismos.

4º- Análisis de las garantías
Lo más habitual es que la cuantía de las garantías solicitadas se sitúe en el entorno del 200 ó 300 por cien del principal. Así para un préstamo con garantía personal de 10.000 € es muy normal que la entidad pida garantías por valor de 20.000 €.

En este proceso cada una de las partidas, ingresos y patrimonio declarados, es cuantificada en función de su naturaleza asignándole un determinado valor de tal forma que al final del proceso la entidad estimará conocerá el importe máximo que el cliente puede afianzar con las garantías aportadas.

5º- Experiencia previa
En el caso de que plantemos la operación ante una nueva entidad financiera es evidente que esta no tiene una experiencia previa de trabajo con nosotros por lo que será más rigurosa en el análisis objetivo de los datos aportados mientras que si la operación la planteamos ante una entidad con la que ya hemos trabajado en el pasado lo normal es que la experiencia previa tenga mucho que decir.

Proceso de análisis de la operación
En el caso de las personas físicas si el análisis del titular es favorable prácticamente no se tendrá en consideración este otro apartado del análisis pues habitualmente a las entidades financieras lo que les interesa es nuestra capacidad de devolución de lo prestado y no enjuician la finalidad del capital solicitado.

Hay que tener en cuenta que cada vez es más habitual que el análisis de las operaciones se realice de forma mecanizada utilizando un procedimiento denominado Scoring mediante el cual se asigna una determinada puntuación a cada uno de los datos incorporados a la solicitud de la operación. Dicho procedimiento toma como base la puntuación obtenida para aprobar o denegar la concesión de la operación.

3.4.2.- Proceso de análisis de empresas

Cuando el titular de la operación es una empresa, persona jurídica, la documentación a aportar a la entidad financiera se estructurará del siguiente modo:

Documentos identificativos
Escritura de constitución y apoderamiento
Justificantes de ingresos
a) Documentación contable Lo habitual es presentar el balance de cierre y cuenta de pérdidas y ganancias del último ejercicio cerrado así como del ejercicio en vigor.
b) Documentación fiscal Declaraciones trimestrales o mensuales de IVA, modelo 300, último resumen anual presentado, modelo 390, declaración de operaciones con terceros, modelo 347, y últimos impuestos de sociedades presentados, modelo 200 ó 201.
Patrimonio
Al igual que si de una persona se tratara las empresas también pueden tener bienes a su nombre si bien en este caso ya suelen venir reflejados en los balances de situación presentados a la entidad bancaria.
En cualquier caso y puesto que algunas empresas disponen de inmuebles es habitual que se utilicen estos como garantía hipotecaria para la obtención de operaciones de financiación.
Dado que en el caso de las empresas el dossier de documentación puede ser muy extenso. Lo ideal es preparar un expediente que contenga la documentación antes mencionada y realizar varias copias del mismo, de tal modo que en poco más de una mañana podamos presentar la operación a varias entidades financieras para así luego poder comparar las condiciones ofertadas por cada una de ellas y así poder negociar mejor.
Página Anterior  Ver índice  Página Siguiente Negociación y contratación bancaria  - Dossier de negociación de financiación a empresas
Calcula todo tipo de préstamos y leasing con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play
Publicidad
Calculadoras de gestión de tesorería y negociación bancaria Calculadoras Financieras
Balance y cuenta de resultados banco empresa Gestión y anticipo de efectos comerciales
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas