Carrito
No hay productos.

Negociación y contratación bancaria  - Análisis de la empresa

Proceso de análisis del titular

1º- Verificación de los ficheros de morosos, incidencias, etc.

En primer lugar la entidad financiera verificará la no inclusión de la empresa en los registros de morosos más habituales, siendo en este caso el más habitual el RAI - Registro de Aceptaciones Impagadas -, siendo sus principales características las detalladas a continuación:

  • Sólo son registrados impagos relativos a personas jurídicas, esto es, empresas
  • El importe mínimo para que se registre un impago es de 300 €
  • El impago ha de producirse sobre un documento en el que esté registrada la firma del deudor reconociendo la deuda. Los documentos impagados en este registro son letras aceptadas, pagarés cambiarios, cheques de cuenta corriente, pagarés cambiarios y pagarés de cuenta corriente.
  • La información es aportada por las entidades bancarias.
  • El plazo de permanencia de la información contenida en el RAI es, actualmente, de treinta meses.
  • La información que se podrá consultar es el importe pendiente de pago por el deudor y el número de apuntes asociados a un deudor.

En el caso de que el solicitante aparezca en este u otro registro de solvencia se lo comunicará para que tenga la oportunidad de enmendar dicha situación. Por otra parte cuando la cuantía o motivo de la inserción tenga poca relevancia es muy posible que el analista no tenga en consideración dicha inserción.

En cualquier caso hay que ser conscientes del hecho de que cuando se solicita una operación de financiación un aspecto muy importante es la transmisión de confianza y es más que evidente que la aparición en los registros de solvencia mina la imagen de confianza que transmitimos.

2º- Verificación de la carga financiera del solicitante
La segunda verificación realizada por la entidad será conocer el endeudamiento del cliente. Para ello solicitara al CIRBE, Central de Información de Riesgos del Banco de España, los datos que aparecen en dicho registro del solicitante. Hay que tener en cuenta que en dicho registro se reflejan todas las operaciones de financiación contratadas por una persona física o jurídica por importe superior a 6.000 €.
En el caso de las empresas a través de la información contable que aportan se analiza la evolución del pasivo, tanto circulante como no circulante, así como de los ratios de endeudamiento y liquidez. (Poner enlaces a dichos ratios del formulario económico financiero).

3º- Análisis de la capacidad de pago
Superados los puntos anteriores la entidad bancaria verificará que el titular pueda atender el pago de las cuotas que devengue la operación. En el caso de una empresa la entidad analizará a través de la información contable aportada el margen de explotación de la misma así como la generación de flujos de caja positivos sea suficiente para la atención de los pagos en tiempo y forma.

4º- Análisis de las garantías
Lo más habitual es que la cuantía de las garantías solicitadas se sitúe en el entorno del 200 ó 300 por cien del principal. Sin embargo en nuestro país son muchas las empresas que no disponen de patrimonio susceptible de ser tomado como garantía por la entidad financiera, pues sus únicos activos es maquinaría que si bien puede tener un elevado valor para la compañía prácticamente carece de valor para alguien ajeno a dicha actividad empresarial.

Si además el capital social de la compañía es el mínimo legal, y los beneficios son repartidos como si la empresa fuera una vaca a la que se va ordeñando periódicamente lo que sucederá es que al final además de firmar los administradores en condición de tales firmarán como avalistas de la sociedad. En definitiva cuando pedimos a una entidad financiera que confíe en nuestra empresa no le podemos transmitir la idea de que nosotros no confiamos en la empresa. En el caso de que la entidad solicite la firma de los administradores como avalistas de la operación el análisis que se realizará sobre ellos será muy similar al ya descrito para las personas físicas.

En el caso de que se utilicen como garantías inmuebles, con independencia de que estos queden hipotecados a favor de la entidad, es muy habitual que esta solicite notas registrales de los mismos para así verificar su estado de cargas y situación.
Calcula todo tipo de préstamos y leasing con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play
Publicidad
Calculadoras de gestión de tesorería y negociación bancaria Calculadoras Financieras
Balance y cuenta de resultados banco empresa Gestión y anticipo de efectos comerciales
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas