Inversión en renta fija, deuda pública Inversión en renta fija, deuda pública

La inversión en renta fija se caracteriza por la inversión en activos cuyo rendimiento, cupón devengado, que no rentabilidad, esta prefijado desde el momento de su emisión. Hay que recordar que la rentabilidad de la renta fija no es fija, sino que dependiendo de la evolución de los tipos de interés el precio de la emisión se ajustará para poder competir con las nuevas emisiones.

Inversión en renta fija, deuda pública

En detalle
1.- Introducción
1.2.- ¿Cómo funciona la renta fija?
1.3.- Vocabulario básico de deuda pública

2.- ¿Cómo invertir en deuda pública? Cuentas directas
2.1.- Definición
2.2.- Operatoria
2.3.- Ventajas e inconvenientes de las cuentas directas

3.- Tipos de subastas
3.1.- Definición
3.2.- ¿Cómo acudir a una subasta?
3.3.- ¿Cómo se realiza la inversión?
3.4.- Calendario de las subastas

Ten en cuenta que:
  • La inversión está garantizada por el Estado.
  • Los rendimientos son fijos durante todo el plazo de la inversión.
  • Dispones de activos con plazos de inversión desde los tres meses a los treinta años.
  • Los rendimientos los puedes obtener anticipadamente, caso de las letras del tesoro.

1.- Introducción

La renta fija pública, o deuda pública, es una de las fórmulas más tradicionales de inversión debido principalmente a su seguridad, esto es, una vez adquirido el activo tenemos la "absoluta" seguridad de que a su vencimiento recibiremos el nominal invertido y que durante toda la vida de la inversión recibiremos los cupones correspondientes.

Así mismo otra de sus grandes ventajas es que la rentabilidad que genera es fija, con independencia de lo que suceda en los mercados, así si nuestro activo tiene un cupón del 1 % suba o baje el tipo de interés nosotros percibiremos el 1 %, ahora bien si deseamos deshacer la inversión y por tanto vender el activo antes de su vencimiento, deberemos ajustar su precio, incrementándolo o aminorándolo, para así conseguir que su rentabilidad sea equivalente a las emisiones equivalentes en dicho momento.

Este ajuste del precio afecta a la rentabilidad del activo.

1.2.- ¿Cómo funciona la renta fija?

La renta fija no es más que la instrumentación de un préstamo por parte de un determinado emisor, público o privado, para que pueda ser financiado por aquellos inversores que confíen en él y encuentren atractiva la rentabilidad ofrecida.

Así podemos encontrar distintos emisores, como grandes empresas de comunicaciones, autopistas, eléctricas, etc. así como las más diversas administraciones públicas, el Tesoro Público, Comunidades Autónomas, etc.

En cuanto a su funcionamiento operativo este es muy sencillo, el emisor determina qué cantidad de financiación precisa y qué rentabilidad puede pagar por ella. Una vez que ha hecho esto divide su financiación en pequeñas porciones, para las que fija un sistema de amortización determinado y una rentabilidad y una frecuencia de abono de cupón, de manera que tan sólo tiene que comercializar la emisión, contratando para ello a una entidad financiera o grupo de ellas que se encargará de distribuir su emisión entre sus clientes.

Por otra parte en cuanto a la operativa para el inversor este en el momento de la emisión adquiere un determinado número de títulos que le dan derecho a percibir unos rendimientos determinados durante un determinado período de tiempo. Así una vez transcurrida la vida de la emisión recibirá el último cupón acompañado del nominal del título, esto es, lo que pagó al adquirirlo.

1.3.- Vocabulario Básico

Amortización
Es la devolución al titular de un determinado título de renta fija de los fondos invertidos, esto es, el nominal del título.
Anotación en cuenta
Es un registro especial donde aparecen registrados los poseedores, titulares, de cada uno de los títulos de una determinada emisión de renta fija.
Bono
Es un tipo de activo con vencimiento a medio y largo plazo, caso de los Bonos del Tesoro que tienen un vencimiento de 3 o 5 años.
Bono Cupón Cero
Es una modalidad de bono que no paga cupones y donde la rentabilidad se obtiene por diferencia entre el precio de adquisición del activo y el de venta.
Cupón
Es el interés nominal generado por un determinado activo de renta fija, este cupón puede ser fijo o variable, en función de si su importe se revisa periódicamente en función de una determinada referencia o se mantiene constante durante toda la vida de la emisión.
Cupón Corrido
Es el interés que ha generado un determinado título desde el abono del último cupón y hasta la fecha actual. Representa los intereses devengados pero no percibidos todavía por el titular de la operación. Su cálculo es importante debido a que si queremos desprendernos de nuestros títulos antes de su amortización deberemos calcularlo.
Emisión al descuento
Se trata de una modalidad de emisión en la que el precio de adquisición es menor del nominal del título, de tal modo que la rentabilidad viene implícita en el título. El caso más conocido en nuestro país es el de las Letras del Tesoro.
Mercado primario
Es el mercado generado en el momento de la emisión del activo, cuando es ofrecido por primera vez a los inversores.
Mercado secundario
En este mercado se negocian valores que previamente se han emitido. Hemos de tener en cuenta que el invertir en renta fija no quiere decir que nuestra inversión deba tener una duración igual a la vida del activo, sino que a través de este mercado podremos deshacer o realizar una inversión en este tipo de activos en cualquier momento.
Principal
Es el valor de referencia de un bono.
Rendimiento explícito
Es el componente de la rentabilidad de un bono que se recibe a través de pagos periódicos, cupones.
Rendimiento implícito
Es el rendimiento que se obtiene por la diferencia de precios en el momento de la emisión del activo y el nominal del mismo o precio de amortización.
Repo
Se trata de una operación donde en el momento de la compra de los activos se pacta el precio de recompra por parte de una determinada entidad.
Segregación
Es una operación por la que se separa un determinado activo en un conjunto de valores, de tal modo que cada cupón más el propio activo se puede negociar separadamente en el mercado.
Subasta competitiva
Es una de las modalidades que tienen los inversores de acudir al mercado primario, de emisión, para adquirir una serie de activos. En este caso son los inversores quienes fijan la rentabilidad de la emisión y es el emisor quien adjudica la emisión a los mejores postores, esto es, con menor coste para él.
Subasta no competitiva
Con esta modalidad de mercado primario el inversor tan sólo fija el número de activos que desea adquirir, no pujando por la rentabilidad.
Valor nominal
Es el valor teórico que se establece como precio unitario dentro de una determinada emisión, no tiene porque coincidir con lo que el precio de adquisición del activo ni con el precio de amortización. Se utiliza para el cálculo de cupones, en el caso de que los tenga.
Vencimiento
Es la fecha de amortización fijada para un determinado activo.

2.- ¿Cómo invertir en deuda pública? Cuentas directas

Cuando un inversor se plantea invertir en deuda pública una de las primeras decisiones que debe tomar es cómo hacerlo, esto es, de forma directa a través de una Cuenta Directa en el Banco de España o a través de su entidad financiera habitual.

Para tomar esta decisión debemos tener en cuenta las siguientes variables:

  • A través de cuentas directas tan sólo podemos acudir al mercado primario.
  • A través de una entidad financiera podremos acudir tanto al mercado primario como al secundario.
  • Los costes de suscripción, mantenimiento y abono cupón son sensiblemente inferiores a través de una cuenta directa que invirtiendo a través de una entidad financiera tradicional.

Aclaradas estas cuestiones analizaremos el funcionamiento de una cuenta directa, puesto que es la opción financiera más rentable para adquirir deuda pública en el mercado primario.

2.1.- Definición

Las cuentas directas son un servicio creado por el Banco de España que permite a cualquier persona jurídica, empresa, o persona física, particular, invertir directamente en el mercado primario de deuda pública.

Debemos tener claro que una cuenta directa no sirve nada más que para depositar y adquirir deuda pública, por lo que no podremos tener en ella depositada cantidad alguna de dinero, es algo parecido a las cuentas de valores que conocemos todos de las entidades financieras.

2.2.- Operatoria

Para aperturar una cuenta de estas características sólo tenemos que dirigirnos a una sucursal del Banco de España, todas las capitales de provincia tienen, y solicitar su apertura. También podemos proceder a su apertura solicitando el traspaso de los valores del tesoro que tengamos depositados en una entidad gestora a una cuenta directa aperturada o simplemente acudiendo directamente a una subasta de deuda pública.

Puesto que una de las opciones más habituales es aperturar la cuenta en el momento en que solicitemos la inversión en deuda pública y puesto que dicha solicitud la realizaremos acudiendo a una subasta, ya sea competitiva o no, debemos tener en cuenta que tendremos que depositar como mínimo un 2 % del nominal de títulos por el que pujamos.

Así mismo teniendo aperturada una cuenta directa podremos obtener por un coste mínimo los siguientes servicios:

  1. Reinvertir automáticamente los valores que tenemos depositados en el momento de su vencimiento. Así si tenemos depositados bonos del estado en la fecha de su vencimiento se procederá a una nueva emisión por lo que de forma automática podremos reinvertir el capital.
  2. Mediante el bloqueo de los títulos depositados en cuenta podremos utilizarlos como fianzas o avales ante organismos públicos. Así en el caso de una inspección de Hacienda donde tengamos que realizar un aval para recurrirla podremos utilizar nuestro saldo en la cuenta directa como aval.
  3. Si precisamos hacer líquida la inversión siempre podremos traspasar nuestros títulos a una entidad gestora que actúe en el mercado secundario de deuda, o a una sociedad de bolsa que nos los venda y nos abone el resultado de la operación en una cuenta previamente fijada.

2.3.- Ventajas e inconvenientes de las cuentas directas

El aspecto más destacado de las cuentas directas es el importante ahorro de costes que suponen en cuanto a los costes de compra, tenencia, cobro de cupones y amortización con respecto a una cuenta de valores en una entidad gestora.

El aspecto más destacado en cuanto a los inconvenientes es su inoperatividad en el mercado secundario de deuda, esto es, para comprar y vender deuda pública después de su emisión y antes de su amortización.

3.- Tipos de subastas

3.1.- Definición

La subasta es el sistema del Tesoro Público de otorgar a los inversores los títulos de deuda que estos demandan, buscando siempre el menor coste posible para cada emisión.

Las peticiones competitivas de los inversores se ordenan de mayor a menor rentabilidad, de tal modo que el tesoro adjudica en el orden inverso para así adjudicar todas sus necesidades de financiación al menor coste posible.

3.2.- ¿Cómo acudir a una subasta?

En el caso de que la inversión la realicemos a través de una entidad gestora será ésta quién nos indique los pasos que debemos realizar, si por el contrario lo hacemos a través de una cuenta directa en el Banco de España deberemos seguir los siguientes pasos:

1º Definir el carácter de la petición

  1. Competitiva, fijamos la rentabilidad que queremos percibir y el número de títulos que nos interesa adquirir.
  2. No competitiva, tan sólo fijamos el número de títulos que deseamos adquirir.

2o- Fijar el importe de la petición

  1. Petición competitiva, no existe máximo pero si mínimo en función del tipo de activo:
    • Importe mínimo para las Letras 1.000 euros, en le caso de las Letras a 6 meses, 500.000 euros.
    • 5.000 euros para los Bonos y las Obligaciones.
      Sin embargo podemos presentar tantas peticiones como deseemos o precisemos.
  2. Petición no competitiva, en este caso el mínimo seguirá siendo un título, 1.000 euros, pero el máximo a solicitar es de 200.000 euros, o lo que es lo mismo 2.000 títulos.

Hemos de tener en cuenta que la petición la tendremos que realizar con anterioridad a las 13 horas del martes anterior a la subasta.

Evidentemente estas peticiones las presentaremos bien por Internet en el sitio web del Tesoro Público o en la sucursal del Banco de España de nuestra provincia y previamente deberemos tener aperturada una cuenta directa.

3.3.- ¿Cómo realizamos la inversión?

Evidentemente para poder realizar la inversión tendremos que pagar el importe de los títulos solicitados, en este sentido lo más habitual es utilizar cualquiera de las siguientes opciones:

  1. Depositar el 2,00 % del nominal solicitado para cualquier tipo de petición tanto competitiva como no competitiva. Efectivo, cheque conformado o Cheque Bancario. La fecha límite son la 13 horas del día siguiente a la realización de la subasta. Si no se realiza posteriormente el pago complementario se pierde esta entrega.
    Evidentemente una vez determinado el importe de la inversión que vamos a realizar para el cálculo del pago complementarios deberemos deducir el 2 % anteriormente depositado.
  2. Depósito previo. Un único desembolso fijado en porcentaje sobre el nominal. En este caso y para aquellas solicitudes que no sean aceptadas o diferencia entre el total a pagar y la cantidad depositada deberemos comunicar al Banco de España un número de cuenta en un banco comercial donde nos abone dichas diferencias.

3.4.- Calendario de las subastas

El calendario de las distintas subastas es fijado cada año por el Tesoro Público en el Boletín Oficial del Estado, este calendario que incluye a todos los instrumentos emitidos, determina la fecha de cada una de las subastas de dicho ejercicio así como del mes de enero del ejercicio siguiente.

  • Letras del Tesoro a 12 y 18 meses se celebran el tercer martes de cada mes, mientras que las subastas de Letras del Tesoro a 3 y 6 meses se celebran el cuarto martes de cada mes. Cuando el martes de la semana que corresponda a la celebración de una subasta sea inhábil, esta se celebrará el día hábil anterior.
  • Los Bonos y Obligaciones del Estado (salvo las Obligaciones a 30 años) se subastan una vez al mes, en las siguientes fechas:
    • Los Bonos a 3 y 5 años se subastan el primer jueves de cada mes.
    • Las Obligaciones a 10, 15 y 30 años se subastan el tercer jueves de cada mes.

Las fechas exactas de realización de la subasta y cierres de peticiones se publican cada año en el Boletín Oficial del Estado y se pueden consultar en la página web del Tesoro Público.

Ahorro e Inversión
Te ayudamos a gestionar tus finanzas personales