Análisis técnico de acciones cotizadas Análisis técnico de acciones cotizadas

Los gráficos de evolución de la cotización de una acción marcan una serie de figuras y formas características que sirven para la toma de decisiones de compra y venta de acciones en el corto y medio plazo.

Análisis técnico de acciones cotizadas

En detalle:
1. Análisis técnico
  Definición
  Características

2. Tipos de gráficos
  Gráficos de una única línea
  Gráficos de barras
  Gráficos Candelstick
  Escalas utilizadas

3. Medias móviles
  Definición
  Interpretación
  Gráfico

4. Líneas de tendencia
  Introducción
  Líneas directrices
  Línea directriz alcista
  Línea directriz bajista
  Línea de retorno
  Canal
  Soportes y resistencias

5. Osciladores técnicos
  Oscilador de medias móviles (MACD)
  Osciladores de Momentum
  Osciladores estocásticos (%K y %D)
  Índice de fuerza relativa (RSI)

Ten en cuenta que:

  • La interpretación de un gráfico es algo complejo por lo que puede llevarte a tomar decisiones erróneas.
  • Las medias móviles son un indicador de la tendencia de la cotización y su ruptura tanto al alza como a la baja hace que se desencadenen una gran cantidad de órdenes de compra y venta.
  • Las líneas de tendencia nos pueden ayudar a determinar hacia dónde se dirige la cotización de una acción en el medio plazo.
  • Los osciladores representan gráficamente la diferencia entre dos conjuntos de datos que representan la fuerza y la velocidad con que se mueve la cotización de una acción.

1. Análisis técnico

El otro tipo de análisis a la que una empresa puede ser objeto es el análisis técnico.

Definición

Los analistas técnicos comparten con los fundamentales el objetivo de la búsqueda de los factores que permitan anticipar una subida o bajada de los precios de las acciones u otros activos financieros.

A diferencia de los analistas fundamentales, los cuales piensan que la distinción entre valor y precio es una contorsión intelectual innecesaria y laboriosa, pues lo que hace ganar o perder dinero en las inversiones es que el precio de la acción suba o baje. Estimar el valor de una empresa y esperar que el mercado lo reconozca puede llevar demasiado tiempo, incluso si el analista lleva razón, lo que no siempre ocurre. A cambio, los analistas técnicos proponen seguir directamente el precio de la acción e intentar anticipar sus movimientos mediante el estudio de ciertas pautas que se repiten o que indican movimientos al alza o a la baja de los precios. Los técnicos piensan que la historia de los precios pasados permite formarse una idea de lo que los precios harán en el futuro y se aplican a estudiar esas huellas del pasado, esperando que el animal que las imprimió se siga comportando como lo ha hecho hasta ese momento.

Una definición más concreta es que el análisis técnico es el estudio de la acción del mercado mediante el manejo de gráficos que reflejen los precios de una acción, su volumen, etc., con el fin de determinar las futuras tendencias de los precios.

Está basado en los siguientes puntos:

  • La acción del mercado descuenta todo.
  • Los precios se mueven por tendencias.
  • La historia se repite.

Características del análisis técnico

La acción del mercado descuenta todo

El analista técnico piensa que todo lo que puede influir en el precio de una acción del mercado está reflejado en dicho precio. Se podrán predecir futuras tendencias, estudiando el gráfico que contiene dichos precios.

El analista fundamental piensa que la acción del mercado es el reflejo de movimientos en la oferta y en la demanda: si la demanda excede a la oferta los precios suben y si la oferta excede a la demanda bajan.

Los analistas técnicos invierten este razonamiento y piensan que si los precios suben (por el motivo que sea) es que la demanda excede a la oferta, por lo que estamos en una situación alcista, y si ocurre lo contrario, es decir, que la oferta excede a la demanda, estaríamos en una situación bajista.

Los precios se mueven por tendencias

El concepto de tendencia es, sin lugar a dudas, el más importante en el análisis técnico, puesto que el fin de todo estudio técnico es el de identificar en qué tendencia se mueven los precios para intentar tomar posiciones en el comienzo de dicha tendencia.

La historia se repite

Los analistas técnicos piensan que, si determinadas figuras chartistas y determinados indicadores y osciladores han funcionado bien en el pasado: "¿Por qué no lo van a hacer en el futuro?".

Los críticos al análisis técnico, estiman que como este se ha extendido mucho en los últimos años, y son muchos los operadores que disponen de herramientas gráficas, podría ocurrir que muchas órdenes de compra o de venta fuesen consecuencia de las diferentes figuras alcistas o bajistas.

Otra crítica que se suele hacer con frecuencia es la de que las figuras chartistas son muy subjetivas, es decir, que donde un analista ve una determinada figura otro puede no verla.

Es evidente que estas críticas son contradictorias puesto que, en la primera se indica que el análisis técnico es objetivo y en la segunda que es subjetivo.

También suele ser criticado por el hecho de considerar que la historia se repite, pero hay que tener en cuenta que no existe método de predicción (meteorológica, estadística, cíclica, etc.) que no esté basado en hechos pasados.

Hasta hace relativamente poco tiempo, el término análisis técnico y análisis chartista querían decir exactamente lo mismo, pero actualmente, debido a la incorporación de diversos modelos matemáticos y estadísticos, existen importantes diferencias:

  • El analista chartista tiene como principal herramienta de trabajo el gráfico que refleja los precios de una determinada acción. Estudiando las distintas figuras chartistas que se van formando en el gráfico, intenta predecir la futura tendencia.
  • El analista técnico utiliza como herramienta de trabajo diversos indicadores y osciladores. Observando las diferentes señales que éstos van produciendo y las diferentes figuras que van formando, opera en el mercado en consecuencia.

El analista técnico, en ocasiones, utiliza las diferentes figuras chartistas, aplicadas no solo al gráfico de precios, sino también, y principalmente, al gráfico de los osciladores.

Con todo lo anterior se puede decir que la filosofía del análisis técnico se basa en el principio de que los precios se mueven por tendencias. El objetivo final de este análisis es identificar lo antes posible estas tendencias para operar en su sentido, y reconocer tempranamente su agotamiento para deshacer las posiciones abiertas y tomar posiciones en sentido opuesto.

Hay que tener presente la importancia que tiene el alcanzar un conocimiento claro y profundo de todas las nociones que están relacionadas con el concepto de tendencia.

2. Tipos de gráficos

Gráficos de una única línea

Se trata de un gráfico utilizado cuando la información del mercado o valor que estamos analizando es escasa y tan sólo disponemos del último precio cerrado en cada sesión.

Ejemplo de gráfico de línea

Gráficos de barras

Este tipo de gráficos incorpora mayor información que el anterior de tal modo que para su elaboración se precisan las siguientes series de datos:

  • Fecha
  • Máximo
  • Mínimo
  • Cierre

En este tipo de gráficos cada sesión del valor viene representada por una línea vertical, donde el extremo inferior corresponde al mínimo, el superior al máximo y el cierre viene representado por un punto.

Esta modalidad de gráficos es la más utilizada siendo la más habitual en la prensa económica y especializada, siendo la modalidad utilizada por nosotros en nuestra sección bursátil.

Ejemplo de gráfico de barras

Gráficos Candelstick

Esta modalidad de gráficos es similar a la anterior, con la salvedad de que además incorpora la serie de datos formada por el precio de apertura de la acción o el mercado.

En este caso la diferencia entre el precio de apertura y de cierre aparece representado por una caja, de tal modo que cuando esta aparece sin sombrear indica que el precio de cierre ha sido superior al de apertura, mientras que cuando aparece sombreada el precio de cierre es inferior al de apertura. La diferencia entre el precio de apertura y de cierre viene representada por la altura de la caja.

Ejemplo de gráfico Candelstick

Escalas utilizadas

Otro aspecto a tener en cuenta en el análisis técnico es la escala utilizada en la elaboración de los gráficos. Siendo las modalidades más habituales las siguientes:

  • Escala aritmética, muestra la misma distancia en el eje de tiempo para cada variación de precio, con independencia del importe de dicha variación.
  • Escala logarítmica, en este caso las distancias en el eje de tiempo son iguales para variaciones de precio iguales porcentualmente.

3. Medias móviles

Definición

Posiblemente es el indicador más extendido entre los analistas técnicos puesto que, estando en tendencia definida, proporciona señales claras de compra y venta.

Las medias móviles, como método seguidor de la tendencia, nunca nos informarán de un próximo cambio de tendencia, sino que, siguiendo el mercado, nos informará de la tendencia en la que nos encontramos. Pero siempre después de que esta ya se haya manifestado.

Las medias móviles pueden ser:

  • Media móvil simple.
  • Media móvil ponderada.
  • Media móvil exponencial.

Interpretación

Las medias móviles (ya sean simples, ponderadas, o exponenciales) se dibujan a la vez que el gráfico de precios, y su interpretación es la siguiente:

  • Si la media móvil cruza al gráfico de precios de abajo a arriba es señal de VENTA.
  • Si la media móvil cruza al gráfico de precios de arriba a abajo es señal de COMPRA.

Una buena media móvil es la que actúa como soporte y resistencia del gráfico. Cuanto mayor sea el número de contactos entre la media y el gráfico, mejor será la media móvil elegida.

Gráfico

Ejemplo de gráfico de medias

En el anterior gráfico se muestran las tres medias siempre más habituales:

  • Línea azul, esta media está formada a partir de los precios de cierre de las 20 últimas sesiones.
  • Línea roja, esta media está formada a partir de los precios de cierre de las últimas 70 sesiones.
  • Línea verde, está media está formada a partir de los precios de cierre de las últimas 200 sesiones.

4. Líneas de tendencia

Introducción

La tendencia es la dirección que siguen los precios en el mercado, es decir, hacia dónde se están moviendo dichos precios. Si observamos de forma gráfica la evolución de los precios, normalmente, no se mueven siguiendo una línea recta, sino en forma zig-zags, los cuales presentan unos máximos y unos mínimos, que se conocen como picos y valles y siendo la dirección de estos máximos y mínimos lo que determina la tendencia del precio del valor.

Un soporte es un nivel de precios a partir del cual el interés de los compradores supera al de los vendedores. Una resistencia supone un nivel de precios en que las ventas superan a las compras y frenan las cotizaciones, que tienden a corregir su dirección.

Hay un efecto contrastado de funciones reversibles en los soportes y resistencias. Si un soporte es penetrado a la baja, en la próxima recuperación del mercado este nivel de precios pasará a comportarse como una resistencia. Y de igual forma, cuando una resistencia es superada al alza, tendrá a ser un nivel de precios que se comportará como soporte en la próxima caída de las cotizaciones.

Líneas directrices

En las líneas directrices hay que observar principalmente tres aspectos: número de contactos, duración, y pendiente.

Cuanto mayor sea el número de contactos de una línea directriz, y cuanto más tiempo ha permanecido como tal, más importancia tiene, y por tanto la ruptura de la línea directriz, traerá consigo consecuencias más importantes. Hay que desconfiar de las líneas directrices que superen los 45º de inclinación.

Estas tienen varias utilidades para el inversor:

  • La primera y más importante es que la ruptura de cualquiera de ellas es, en la mayoría de los casos, una primera señal de alerta de que puede estar sucediendo un cambio de tendencia.
  • Otra utilidad es la que permiten fijar niveles a los cuales puede ser apropiado incrementar posiciones o entrar en los valores, si estamos en el nivel de soporte y se produce el rebote sobre la línea de tendencia.
  • O bien vender o tomar posiciones cortas si se ha producido una corrección después de tocar la línea de resistencia, que estará actuando de directriz bajista.
  • Además las líneas de tendencia sirven para determinar posibles objetivos de precios cuando son perforadas. Una norma para ello es que los precios avancen en la dirección de la ruptura un porcentaje que puede oscilar entre el 30 y el 60 por ciento de todo el recorrido de la línea.

Línea de directriz alcista

Esta tendencia se define cuando los mínimos sucesivos van siendo cada vez mayores. Si unimos estos mínimos cada vez mayores, la recta creada se denomina directriz alcista. También se puede decir que es la línea trazada que une sucesivos mínimos o soportes.

Ejemplo de línea de directriz alcista

Línea de directriz bajista

Cuando los máximos sucesivos son cada vez menores. Si unimos estos máximos, la recta resultante es lo que denominamos como línea directriz bajista. Además se puede decir que es la línea que surge de unir varios máximos o resistencias.

Ejemplo de línea de directriz bajista

Líneas de retorno

Las líneas que de forma paralela a la directriz alcista, que pasa por los máximos (aproximadamente) del gráfico, es lo que denominamos línea de retorno.

Ejemplo de líneas de retorno

Canal

La zona comprendida entre la línea directriz (ya sea alcista o bajista) y la de retorno es lo que denominamos canal. También se puede decir que a partir de una línea de tendencia en la que los valles presentan esta característica alineación, podemos observar si también se produce una alineación con los picos. Si esto es así, podremos trazar una línea que pase por el máximo número de estos picos y obtendremos casi con toda seguridad una línea paralela a la de tendencia. Estas dos líneas nos definen un canal, cuya función más precisa para el inversor será la de poder determinar niveles de precios a los que se puede comprar y vender

Ejemplo de canal alcista Ejemplo de canal bajista

Soportes y resistencias

Se llama línea de soporte, a la zona del gráfico donde la presión de compra supera a la presión de venta. Se llama línea de resistencia, a la zona del gráfico donde la presión de venta supera a la presión de compra. Cuanto mayor sea la extensión (en precios), y la duración (en tiempo), mayor serán las consecuencias de una ruptura de la línea de soporte o resistencia. Los conceptos de soporte y resistencia, pueden intercambiarse, puesto que la ruptura de una línea de soporte convierte a ésta en una línea de resistencia y la ruptura de una línea de resistencia convierte a ésta en línea de soporte.

Ejemplo de línea de soporte

Los cambios de tendencia no se producen de repente. Seguro que llevarán implícita la rotura de una línea de tendencia principal, pero muchas veces el romper esta línea no provoca un cambio de dirección de magnitud suficiente para indicar que los precios van a seguir en una nueva dirección. Los precios tienden a oscilar en unos niveles que muestran unas pautas o figura que se han repetido a lo largo de los tiempos: dan lugar a lo que se conoce como formaciones chartistas. Estas son diferentes figuras que el analista intenta detectar sobre el gráfico, con el fin de predecir futuras tendencias y precios.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta cuando el valor se mueve dentro de una tendencia alcista, alcanzando máximos históricos, o mínimos históricos, es que los precios redondos, 10 euros, 5 euros se pueden convertir en puntos de soporte o resistencia, por lo que deberemos estar atentos a las cercanías a dichos precios.

5. Osciladores técnicos

Los osciladores son un gran complemento del análisis chartista, pues nos proporcionan una información fundamental para determinar qué comprar, qué vender y cuándo hacerlo, habida cuenta de que en muchas ocasiones el precio del valor se mueve dentro de una tendencia lateral.

Se puede definir como la expresión gráfica de la diferencia entre dos conjuntos de datos que representan la fuerza y la velocidad con que se mueve el precio de un determinado valor.

Para el uso de los osciladores, no solo tendremos que fijarnos en su valor numérico para tomar una decisión, sino que también, y curiosamente, hacer chartismo sobre ellos y comparar la figura que van formando con el gráfico de precios para observar posibles divergencias.

Oscilador de medias móviles (MACD)

Se trata de un sistema para seguir la tendencia que tiene el precio de un determinado valor, siendo generado por Gerald Appel.

Está formado por dos líneas, una llamada MACD, y otra SIGNAL, que giran alrededor de la línea del cero:

  • La línea MACD es la resta de dos medias exponenciales, una de período 26 (normalmente) y, otra de período 12.
  • La línea SIGNAL es la media exponencial de la línea MACD de período 9.

Es decir:
MACD = EMA26 - EMA12
SIGNAL = EMA(MACD)9

Interpretación

Se produce señal de compra cuando la línea SIGNAL corta a la línea MACD de arriba a abajo. Se produce señal de venta cuando la línea SIGNAL cruza a la línea MACD de abajo a arriba.

Osciladores de Momentum

Oscilador más básico del análisis técnico que permite medir la variación de los precios existentes entre el precio actual y el precio de "n" períodos. Pretende medir la "velocidad" de los precios. Su principal ventaja es que se anticipa a los cambios de tendencia en los precios.

Se calcula tomando la diferencia entre los precios de un intervalo de tiempo. Si se utiliza con periodos cortos de tiempo se muestra excesivamente sensible. Por ello, en muchas ocasiones para calcular el momento se utiliza la diferencia de dos medias móviles de periodo también corto.

Debido a su modo de construcción, la línea de momento se encuentra siempre un paso por delante del movimiento del precio. Por esta actuación adelantada del momento sobre los precios, se considera un indicador líder.

Osciladores estocásticos (%K y %D)

Estos dos osciladores fueron desarrollados por George Lane. Su premisa fundamental es que en el desarrollo de una tendencia alcista los precios de cierre tienden a estar cerca de los máximos y cuando la tendencia es bajista los precios de cierre tienden a estar cerca de los mínimos de la sesión.

Lo que intenta determinar este oscilador es la posición del cierre del día con relación a la gama de precios de un período de tiempo determinado P (por lo general p = 5).

Está formado por dos líneas, una llamada %K y otra %D que suaviza a la anterior dando las señal de compra o venta.

El desarrollo matemático es:

Fórmula del oscilador estocástico %K

Siendo C el cierre del día, Lp el menor de los mínimos de los últimos P días y, Hp el mayor de los máximos de los P días elegidos.

Observando el desarrollo matemático de la línea %K se ve claramente que el oscilador estocástico varia entre el 0 y el 100, puesto que, si el cierre del día es a la vez el menor de los mínimos de los últimos P días, entonces C - Lp = 0 por lo que %K = 0 y si el cierre del día es a la vez el mayor de los máximos del período P entonces C - Lp = Hp - Lp por lo que %K = 100.

Un valor de %K por encima de 80 situaría el cierre del día muy próximo al máximo de la gama de precios del período elegido, y, un valor de %K por debajo de 20 situaría el cierre del día próximo al mínimo de la gama de precios del período.

La línea %D alisa a la línea %K, teniendo por desarrollo matemático:

Fórmula del oscilador estocástico %D

Donde A es la suma de los 3 últimos C - Lp, y B es la suma de los tres últimos Hp - Lp.

Las principales señales de compra y venta que produce este oscilador se dan en las divergencias entre la línea %D y su gráfico de precios correspondiente. Es decir, si la línea %D está por encima de 70 y se produce una oscilación de fallo (un nuevo máximo del estocástico no puede superar al anterior) y, sin embargo, los máximos sucesivos del gráfico de precios son cada vez mayores, entonces se produce una divergencia bajista, siendo esta una importantísima señal de que la tendencia alcista está próxima a cambiar. Análogamente, si los mínimos sucesivos de la línea %D son cada vez mayores, mientras que los mínimos del gráfico de precios son cada vez menores, se produce una divergencia alcista, indicando que la tendencia bajista está próxima a su fin.

Índice de fuerza relativa (RSI)

El RSI es uno de los osciladores más conocidos y mide la fuerza relativa del valor con su serie de precios. No debe confundirse con otros osciladores que miden la fuerza relativa existente entre dos valores, o un valor y un índice. Este índice detecta cuando una acción está sobrevalorada (sobrecomprada) o infravalorada (sobrevendida), por lo que se utiliza principalmente para la obtención de señales de compra y venta. También es importante su utilización para al detección de divergencias entre el oscilados y la línea de precios.

Varía de 0 y 100. Más de 70 indica sobrecomprado y menos de 30 indica sobrevendido.

Novedades sobre actualización de artículos y calculadoras.

Ahorro e Inversión
Te ayudamos a gestionar tus finanzas personales