Carrito
No hay productos.

Análisis fundamental acciones cotizadas  - Información financiera

2.- Información financiera

Cuando se realiza una inversión en acciones se pueden realizar dos tipos de análisis, el análisis fundamental (donde nos fijamos en las características económicas de la empresa) y el análisis técnico (donde nos fijamos en la evolución de la cotización de la empresa)

Índice
Memorias anuales
Informes financieros trimestrales
Informes de auditoría
Estados consolidados
Balances de situación
Cuentas de resultados
Estados de origen y aplicación de fondos

Memorias anuales

Permiten obtener una visión general de la empresa así como de su posicionamiento sectorial. Incluyen estados financieros comparativos entre años que facilitan el análisis de la evolución de las principales variables económico-financieras de las compañías. En ellas se informa de los criterios y métodos de valoración aplicados en la contabilidad de la empresa, de las decisiones importantes adoptadas, etc.

Informes financieros trimestrales

Se remiten obligatoriamente a las Sociedades Rectoras de las Bolsas y posibilitan el seguimiento periódico de las variables relevantes de la empresas.

Informes de auditoría

Se adjuntan a los estados financieros anuales, permiten conocer los criterios de valoración y elaboración de dichos estados financieros y sirven de alerta sobre pasivos ocultos y riesgos significativos.

Estados consolidados

Son imprescindibles para el análisis de grupos de empresas y sociedades holding, reflejando la situación de las empresas con mayor fidelidad que los estados individuales. Son obligatorios desde el ejercicio 1991. El análisis de la información financiera consiste, en definitiva, en el análisis de los estados financieros de la empresa; balances de situación, cuentas de resultados y estados de origen y aplicación de fondos.

Balances de situación

El análisis del balance de situación hace énfasis en la estructura de financiación de la empresa y en los ratios de actividad. El balance de situación muestra por un lado los bienes y derechos de los cuales es titular la empresa (activo del balance) y por otro la financiación de ese activo a través de fondos propios o ajenos (pasivo del balance). La estructura de financiación comprende el nivel de apalancamiento, esto es, la relación entre los recursos propios y los recursos ajenos y la posición de endeudamiento o liquidez netos. El estudio de estos factores y su evolución en los años anteriores permiten determinar la rentabilidad futura de la empresa, el riesgo de quiebra o suspensión de pagos, las necesidades futuras de financiación, etc.

Cuentas de resultados

El análisis de las cuentas de resultados se centra tanto en la estructura de la misma (análisis de márgenes) como en la evolución en los últimos años. El análisis parte de una disposición en "cascada" de la cuenta de resultados que permite el desglose de los siguientes conceptos a analizar:

Ventas
Coste de ventas
Gastos de personal
Otros gastos de explotación
Amortizaciones
Tasa impositiva


El estudio de los conceptos relevantes de las cuentas de resultados debe permitir realizar un análisis de sensibilidad ante los factores exógenos a la empresa que, en definitiva, condicionan la evolución de sus resultados.

Asimismo, el análisis de la cuenta de resultados permite estimar el umbral de rentabilidad de la empresa, es decir, el nivel de ventas a partir del cual la empresa obtiene beneficios.

Desde el punto de vista del inversor bursátil la variable más importante es el beneficio neto de impuestos, ya que es la parte del beneficio sobre las que tiene expectativas, bien de recibir un dividendo, bien de recibir una rentabilidad futura adicional por su reinversión en la actividad típica de la empresa. Por este motivo es necesario el análisis de la tasa impositiva actual y prevista, teniendo en cuenta las distintas deducciones aplicables en la base y en la cuota del impuesto sobre sociedades y los efectos derivados de aplicar criterios contables no aceptados fiscalmente.

Estados de origen y aplicación de fondos

Se elaboran a partir de los balances de situación correspondientes a dos años consecutivos y recogen los movimientos financieros de inversión y financiación registrados en las distintas cuentas de la empresa en un año. Su análisis permite estimar las futuras necesidades de financiación de la empresa, si se conoce su programa de inversiones, y por tanto, determinar la necesidad de realizar apelaciones al mercado de valores mediante ampliaciones de capital o emisiones de bonos convertibles.

También permite juzgar la política de dividendos, la evolución del endeudamiento y en general, el impacto que sobre los resultados futuros puede tener la estructura financiera actual y previsible de la empresa.


Publicidad
Calculadoras bursátiles Calculadoras bursátiles
Gráficos acciones cotizadas Rentabilidad financiero fiscal acciones cotizadas Valor medio de una acción en cartera
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas