Análisis formaciones chartistas acciones cotizadas Análisis formaciones chartistas acciones cotizadas

Para muchas personas las figuras que forma la cotización de una acción es un indicador de la evolución futura de la cotización por lo que aquí te presentamos las más habituales.

Análisis formaciones chartistas acciones cotizadas

En detalle:
1. Concepto

2. Figuras de cambio de tendencia
  Doble techo
  Doble suelo
  Triple techo
  Triple suelo
  Hombro Cabeza Hombro
  Hombro Cabeza Hombro Invertido
  Vuelta en un día (Reversal Day)
  Vuelta bajista
  Vuelta alcista
  Isla de vuelta (Island Reversal)
  Sopera
  Sopera invertida
  Base
  Figura abierta
  Diamante

3. Figuras de consolidación de tendencia
  Triángulo simétrico
  Triángulo ascendente
  Triángulo descendente
  Bandera
  Cuña
  Pennant
  Rectángulo

4. Otras figuras a tener en cuenta
  Gap de rotura
  Gap de continuación
  Gap de agotamiento

5. Sistemas de análisis
  Líneas de abanico

Ten en cuenta que:

  • Este tipo de análisis es válido en el corto plazo.
  • Además de fijarte en la figura ten en cuenta otros indicadores para tomar tu decisión de compra o venta.
  • Recuerda que para interpretar correctamente las figuras precisarás de mucha práctica.
  • Toda inversión bursátil supone un riesgo que deberás tener en cuenta.

1. Concepto

Las formaciones chartistas se dividen en dos grandes bloques, que son: Figuras de Cambio de Tendencia y Figuras de Consolidación de Tendencia. Las figuras de cambio son las que indican que se va a producir un importante cambio en la tendencia, ya sea de alcista a bajista o viceversa. Para todas las figuras hay que tener presente que, cuanto mayor sea su amplitud de precios y su duración, más importantes pueden ser sus consecuencias.

Figuras de cambio de tendencia

Las formaciones que permiten anticipar un cambio de tendencia presentan una serie de características comunes que hay que destacar:

  • Para que exista una formación de vuelta es necesario que exista una tendencia anterior.
  • El primer indicio que puede estar cambiando una tendencia es la ruptura de una línea de tendencia de importancia.
  • Cuando mayor es una formación de cambio de tendencia, tanto en niveles de precios, en duración y en volumen de negociación durante la misma, más importante será el movimiento contrario siguiente.
  • Las figuras que se forman en los suelos tienen menores fluctuaciones de los precios y tardan bastante tiempo en formarse.
  • Las figuras que se forman en los techos tienen bastante volatilidad en los precios y una corta duración.
  • El volumen tiene mayor importancia cuando sigue la dirección del mercado.

Las más habituales son las siguientes:

Figuras de consolidación de tendencia

Otras figuras a tener en cuenta

Se trata de una serie de figuras o formaciones que nos permitirán analizar la tendencia del precio del valor.

Sistemas de análisis

2. Figuras de cambio de tendencia

Doble techo

Se caracteriza por la existencia de dos máximos de similar cuantía, aunque se admitan mínimas variaciones. Cuando este hecho se produce inmediatamente después de una tendencia alcista, indica que con mucha probabilidad nos encontramos ante un cambio de tendencia.

Notas características:

  • Aparece en mercados alcistas.
  • Una vez que finaliza implica una fase correctiva a la baja.
  • Es una de las figuras más comunes.
  • Es una figura con gran fiabilidad.

Debemos tener en cuenta que la distancia que separa ambos máximos o top deberá de ser como mínimo de tres semanas, y la profundidad del valle debe de ser de al menos un 15 % de caída de cotización.

Una vez producida la figura, la posterior caída con la que nos encontraremos es como mínimo de igual importe a la distancia que existía entre la línea de suelo y el techo.

Gráfico del doble techo

En cuanto al volumen contratado durante la formación de la figura tendremos lo siguiente:

  1. Inicialmente y hasta el primer techo el volumen aumenta al aumentar la cotización, puesto que estamos en una situación alcista.
  2. Cuando nos dirigimos a la línea de valle el volumen disminuye.
  3. Al acercarnos al segundo techo el volumen se vuelve a incrementar, pero sin alcanzar las magnitudes vistas cuando nos acercábamos al primer techo.
  4. A continuación y mientras descendemos hasta la línea de valle el volumen vuelve a disminuir, pero se comporta de forma irregular.
  5. En el momento en el que se cruza la línea de valle se produce un fuerte aumento en el volumen.

Doble suelo

Es una figura de cambio de tendencia bajista a tendencia alcista que tiene que se caracteriza por:

  • Aparecer en mercados bajistas.
  • Una vez finaliza implica un período de corrección alcista.
  • Se trata de una figura muy común a la vez que altamente fiable.
  • La figura está formada por dos mínimos, que actúan como resistencia con un punto intermedio que los separa, cuando con posterioridad al segundo mínimo se supera el punto que los separaba se iniciará, con una alta probabilidad, un movimiento alcista de altura igual al techo intermedio.
Gráfico del doble suelo

En cuanto a la evolución del volumen durante la formación de la figura, podemos destacar lo siguiente:

  1. El volumen aumenta a medida que caen los precios, por encontrarnos dentro de una tendencia bajista.
  2. El volumen disminuye cuando se produce un alza en los precios hasta la línea de valle de la figura.
  3. Al volver a caer los precios para formar el segundo mínimo, el volumen sigue disminuyendo, dando el primer síntoma de que algo anómalo esta pasando en la tendencia bajista.
  4. Cuando las cotizaciones cortan la línea del valle se produce un aumento importante del volumen.

Al igual que en el doble top, se permite una diferencia del 3% entre las alturas de los mínimos. La profundidad del valle ha de ser como mínimo de un 15% de la cotización, y, en cuanto a la cotización objetivo, se espera una subida de las cotizaciones de al menos la distancia entre el mínimo y la línea del valle.

Triple techo

Se trata de una figura que indica el cambio de tendencia, pasando de alcista a bajista. La figura está compuesta por tres máximos, de un nivel similar que actúan como resistencia, y dos puntos intermedios que los separan y conforman lo que denominamos la línea de valle. Una vez superado el tercer máximo y en el momento en que el nivel de precios cruza la línea de valle se produce un descenso en los precios de, como mínimo, igual cuantía que la distancia que separa la línea de valle de los máximos.

Se trata de una figura muy poco habitual, pero sin embargo es altamente fiable.

Gráfico del triple techo

En cuanto al comportamiento del volumen durante su formación debemos destacar lo siguiente:

  • El nivel de volumen es descendente entre los tres máximos, siendo menor en cada uno de ellos con respecto al precedente.
  • En el momento en el que el nivel de precios rompe la línea de valle se produce un incremento significativo en el volumen.

Triple suelo

Se trata de una figura que anuncia un cambio de tendencia de bajista a alcista, por lo que una vez que finaliza su formación nos encontraremos ante una fase de corrección alcista. Al igual que en el caso anterior se trata de una figura poco frecuente pero de elevada fiabilidad.

La figura está formada por tres mínimos a un mismo nivel separados por dos puntos intermedios que actúan como línea de valle de la figura. Una vez superado el tercer mínimo y en el momento en el que los precios superan la línea de valle nos encontraremos con una corrección alcista de los precios de igual amplitud que la diferencia de precios entre los mínimos y la línea de valle.

Gráfico del triple suelo

En cuanto al comportamiento del volumen durante la formación de la figura podemos destacar lo siguiente:

  • El volumen es descendente durante la formación de los tres mínimos siendo menor en cada uno de ellos con respecto al precedente.
  • Una vez superado el tercer mínimo y en el momento que se supera la línea de valle el volumen se incrementa considerablemente.
  • El volumen es creciente hasta que llegamos al objetivo alcista, marcado por la diferencia de precios existente entre la línea de valle y los mínimos que conforma la figura.

Hombro Cabeza Hombro

Es una de las principales figuras de cambio de tendencia alcista a bajista. Es la figura más importante por la fiabilidad que ha demostrado a lo largo de años de estudios y análisis chartista. Esta figura se compone de tres máximos, el primero y el último (llamados hombros) a nivel parecido y el del centro (llamado cabeza) claramente más alto.

Si unimos los mínimos que separan los hombros de la cabeza tendremos la línea de valle. Lo ideal es que tenga una pendiente ligeramente alcista. En su defecto que sea horizontal pero nunca con inclinación claramente bajista. Cuando el precio cae por debajo de dicha línea se desencadena la formación con un objetivo a la baja igual a la altura que separa la línea de valle del máximo de la cabeza.

Gráfico de Hombro Cabeza Hombro

En cuanto a la evolución del volumen durante la formación de la figura tendremos:

  1. Puesto que venimos de una situación alcista, el volumen tiene que ir aumentando a medida que aumentan los precios.
  2. Al descender por el primer hombro el volumen disminuye.
  3. Al aumentar los precios, el volumen aumenta, pero a un nivel inferior al alcanzado en el hombro izquierdo. Este es el primer síntoma de que algo anormal está pasando con la tendencia alcista.
  4. El volumen disminuye.
  5. El volumen en el hombro derecho es aún menor que el de la cabeza y hombro izquierdo.
  6. Una vez rota la línea de valle (con un margen de seguridad del 3%), se produce un importante aumento de volumen, pasando a tendencia bajista.

Hombro Cabeza Hombro Invertido

Se trata de una figura muy similar a la anterior, con la salvedad de que en este caso la figura se forma en tendencias del mercado bajistas. Se trata por tanto de una figura de cambio de tendencia de bajista a alcista. Sin embargo no se trata de una figura común si bien su fiabilidad, al igual que en hombro cabeza hombro normal, es muy alta. La figura está compuesta por  tres mínimos, el primero y el último (llamados hombros) a nivel parecido y el de el centro (llamado cabeza) claramente más bajo.

Si unimos los mínimos que separan los hombros de la cabeza tendremos la línea de valle. Lo ideal es que tenga una pendiente ligeramente bajista u horizontal pero nunca con inclinación claramente alcista. Cuando el precio sube por encima de la línea de valle se desencadena la formación con un objetivo al alza igual a la altura que separa la línea de valle del mínimo de la cabeza.

Gráfico del Hombro Cabeza Hombro Invertido

En cuanto a la evolución del volumen de contratación durante su formación tendremos las siguientes características:

  1. El volumen es descendente durante la formación de cada uno de los mínimos, teniendo el último hombro de un volumen anormalmente bajo.
  2. En el momento de rotura de la línea de valle el volumen crece, siendo también creciente hasta alcanzar el objetivo alcista.

Vuelta en un día

Se trata de dos composiciones muy simples, que se forman en función de la evolución de un valor en una única sesión, estando conformados por la evolución de los precios, máximos, mínimos y de cierre de un determinado valor.

Dada su simplicidad no tienen una gran fiabilidad, pensemos que se forman en tan sólo una sesión, sin embargo nos pueden servir de indicadores sobre cambios en la tendencia de los precios de un determinado valor.

Cabe destacar dos figuras distintas:

Vuelta bajista

Está caracterizada por la aparición de un máximo y mínimo inferior al del día anterior a la vez que el precio de cierre es inferior al del día anterior.

Gráfico de vuelta en un día bajista

Vuelta alcista

Está caracterizada por la aparición de un máximo y mínimo superior al del día anterior a la vez que el precio de cierre es superior al del día anterior.

Gráfico de vuelta en día alcista

Isla de vuelta

Estas formaciones pueden ser tanto alcistas como bajistas. Esta formación aparece cuando una o varias sesiones del valor quedan aisladas por un hueco con respecto a las de las sesiones precedentes, bien por un salto hacia arriba del precio o bien por un retroceso significativo del precio.

Se forman como consecuencia de momentos eufóricos, bien sean compradores o vendedores, sin embargo lo habitual es que al poco tiempo ese sentimiento eufórico de compra o venta se transforme en un sentimiento contrario, con lo que la tendencia del valor cambia.

Gráfico islas de vuelta

Sopera

Se trata de una figura de cambio de tendencia bajista a tendencia alcista, donde este cambio se produce de una manera poco violenta. Durante la formación de la figura el volumen de contratación forma una figura que es un reflejo de los precios.

En la figura se tiene que observar que la tendencia bajista va perdiendo peso y llega un momento en el que los precios tienden hacia la horizontalidad, volviendo después a aumentar: primero de una manera sosegada y luego de un modo más violento.

Es una figura de larga duración (por lo menos tres meses) y en general, según haya sido la importancia de la caída de precios, así será la de la subida de los mismos. Es una figura de las llamadas de acumulación.

Gráfico de la figura sopera

Sopera invertida

Se trata de una formación muy similar a la descrita anteriormente pero de sentido contrario. Se trata por tanto de una figura que se forma en los movimientos de cambio de tendencia, de alcista a bajista. Durante la formación de la figura el volumen es más irregular que en la sopera, aumentando de forma considerable cuando ya las cotizaciones están cayendo de una forma espectacular (casi en caída libre). Esta figura se integra dentro de las de distribución.

Gráfico de la figura de la sopera invertida

Base

Figura de cambio de tendencia bajista a tendencia alcista. Se puede considerar que esta figura es una situación límite de la sopera ya que su duración es muy larga, manteniéndose el valor en unos precios casi ridículos durante largo tiempo. Durante ese período el volumen de contratación es mínimo.

Gráfico de la figura base

Figura abierta

Es una figura de cambio de tendencia alcista a bajista que, en un número muy importante de casos, produce descensos de consecuencias espectaculares.

Es una figura en la que los máximos son cada vez mayores y los mínimos cada vez menores. Se necesitan como mínimo cuatro puntos de contacto (dos máximos y dos mínimos). En cuanto al volumen de contratación, este es irregular durante la formación de la figura. La señal de venta se produce en el momento de corte de la línea inferior.

Gráfico de la figura abierta

Diamante

Es una figura de cambio de tendencia alcista a tendencia bajista. Sin duda es la figura chartista más difícil de localizar y sus consecuencias suelen ser bajadas de precios espectaculares, casi en caída libre, produciendo situaciones de auténtico CRACK.

Durante la formación de la figura, el volumen de contratación presenta formas muy irregulares. La señal de venta se produce en el momento de corte de la línea inferior.

Gráfico de la figura diamante

3. Figuras de consolidación de tendencia

Triángulo simétrico

Es una figura de consolidación, esto es, no produce cambios de tendencia, sino que indica un descanso en la tendencia. Se trata de una figura común y de elevada fiabilidad.

Se caracteriza por una evolución del precio del valor en la que los máximos van siendo cada vez más bajos y los mínimos cada vez más altos. Si venimos de una situación alcista, y el corte se produce en la línea directriz bajista, entonces la figura es de consolidación alcista. Si el corte se produce en la línea directriz alcista, entonces la figura es de cambio de tendencia alcista a bajista.

Para que un triángulo sea considerado como tal, se tienen que dar los siguientes requisitos:

  • Para la formación del Triángulo se necesitan como mínimo cuatro puntos de contacto ( dos máximos y dos mínimos).
  • El corte se tiene que producir antes de los 2/3 de la longitud del triángulo. Siendo la longitud la distancia que hay desde el vértice hasta la proyección sobre la bisectriz del primer punto de contacto.

En cuanto al comportamiento del volumen durante el período de contratación se deben dar las siguientes condiciones:

  • A medida que los precios van formando el triángulo, el volumen de contratación tiene que ir disminuyendo.
  • El volumen aumenta considerablemente si los precios cortan el triángulo por la línea directriz bajista, y menos si lo cortan por la línea directriz alcista.

La fijación del precio objetivo del valor una vez roto el triángulo la realizaremos del siguiente modo:

  • Corte alcista: se traza desde el primer máximo una línea paralela a la línea directriz alcista, y es de esperar que los precios lleguen como mínimo hasta esta línea.
  • Corte bajista: se traza desde el primer mínimo una paralela a la línea directriz bajista, esperando que el precio llegue como mínimo a dicha línea.
Gráfico de la figura triángulo simétrico

Triángulo ascendente

Se trata de una figura común y fiable, apareciendo en mercados alcistas en los que tan sólo supone un descanso dentro de la tendencia.

Para asegurarnos de que estamos delante de un triángulo ascendente tenemos que observar las siguientes consideraciones, existencias de al menos cuatro puntos de contacto: dos máximos (del mismo nivel) y dos mínimos (el segundo mayor que el primero).

En cuanto a la evolución del volumen durante su formación tendremos que observar:

  • El volumen disminuye durante la formación del triángulo.
  • El volumen aumenta en el momento de corte.

En cuanto al momento de corte del triángulo este se deberá producir antes de las 2/3 partes de la longitud del triángulo, siendo el objetivo del precio de la acción se estima realizando una paralela desde el primer máximo a la línea directriz alcista, esperando que el precio del valor corte dicha línea.

Gráfico de la figura triángulo ascendente

Triángulo descendente

Figura que normalmente es de consolidación de la tendencia bajista, aunque en ocasiones puede ser de cambio de tendencia bajista a alcista. Al igual que el resto de los triángulos es una figura muy habitual a la vez que altamente fiable.

Al igual que en el resto de los triángulos se necesitan como mínimo cuatro puntos de contacto: dos máximos (el segundo menor que el primero) y dos mínimos del mismo nivel.

En lo que respecta al volumen, este tiene que ser descendente durante la formación de la figura, a la vez que sufrir un importante incremento en el momento de rotura de la figura.

Al tratarse de una figura de confirmación de tendencia bajista, la señal de venta se produce en el momento de corte del triángulo, siempre que este se produzca antes de los 2/3 de la longitud del triángulo. En cuanto a la cotización objetivo, se consigue trazando desde el primer mínimo de contacto una paralela a la línea directriz bajista del triángulo esperando que los precios bajen como mínimo hasta esta paralela.

Gráfico del triángulo descendente

Bandera

La figura es muy parecida a un canal, pero muy estrecho y corto, este canal debe tener una tendencia contraria al sentido de la tendencia existente. Así si la tendencia es alcista la bandera tendrá una inclinación bajista, y si la tendencia es alcista la bandera tendrá una inclinación alcista.

Esta figura suele aparecer después de una evolución del precio muy brusca, de tal modo que el precio descansa en la bandera durante un período de tiempo muy corto para posteriormente evolucionar con similar ímpetu al que tenía inicialmente.

Hemos de tener presente que se trata de una figura de baja fiabilidad.

En cuanto al volumen tiene que ir acompañadlo a la figura, es decir, mientras los precios suben, el volumen sube y mientras los precios bajan, el volumen baja hasta el momento de ruptura de la bandera en que vuelve a incrementarse el volumen.

En lo que respecta al precio objetivo, se espera que los precios suban al menos el mástil de la bandera, siendo éste la altura del primer máximo de contacto de la bandera. Si la tendencia dominante fuese bajista, la bandera resultante se formaría de un modo similar, solo que con inclinación alcista.

Gráfico de la figura bandera

Cuña

Son figuras exactamente iguales a las banderas, con la diferencia de que tienen forma de cuña en vez de rectangular, por tanto todo lo dicho para las banderas es válido para los estandartes.

Gráfico de la figura cuna

Pennat

Se trata de una figura de similares características e implicaciones que la bandera, con la salvedad de que conforma algo muy parecido a un triángulo pero mucho más corto.

Gráfico de la figura Pennant

Rectángulo

Se trata de una figura de consolidación de tendencia, teniendo una alta fiabilidad, siendo una figura muy común. Durante su formación el precio se mueve entre un soporte y una resistencia, necesitándose como mínimo cuatro puntos de contacto: dos máximos (del mismo nivel) y dos mínimos (del mismo nivel).

En cuanto a la evolución del volumen durante su formación disminuye mientras se está formando la figura y aumenta en el momento de corte.

En lo que respecta al precio objetivo una vez rota la formación este se espera que alcance una línea paralela al rectángulo separada de este por igual distancia a la amplitud del rectángulo, distancia entre la línea de soporte y resistencia.

4. Otras figuras a tener en cuenta

Se trata de movimientos muy bruscos en el precio del valor de tal modo que entre el precio precedente y el siguiente se forma un hueco en la cotización.

Estos huecos nos pueden indicar tres evoluciones distintas del precio del valor, que este seguirá dentro de la misma tendencia, que la romperá o que la agotará.

Gap de rotura

Se producen en el momento de ruptura de un nivel crítico ya sea de soporte o resistencia. Indican que estamos al comienzo de un movimiento importante en el sentido contrario a la tendencia que estaba siguiendo el valor. En estos casos es habitual que el hueco abierto en la cotización del valor se rellene con posterioridad, llegando a la línea de tendencia rota, pero habitualmente a partir de ese punto se inicia un movimiento violento en el precio.

Gráfico de la figura del gap de rotura

Gap de continuación

Estos huecos en el precio se producen en el interior de la tendencia, sin romperla pero suponiendo una aceleración importante de dicha tendencia. Por lo general estos huecos en la cotización del valor no se rellenan con posterioridad.

Gráfico de la figura del gap de continuación

Gap de agotamiento

Estos huecos marcan el final de una tendencia y el inicio de un movimiento en sentido contrario. Normalmente estos huecos se rellenan con posterioridad, de tal modo que generan lo que anteriormente hemos denominado como Islas de ida y vuelta.

Gráfico de la figura del gap de agotamiento

5. Sistemas de análisis

Líneas de abanico

Se trata de una herramienta para determinar cuando nos encontramos ante una corrección dentro de una determinada tendencia o bien nos encontramos ante un cambio de tendencia en toda regla.

Supongamos que dentro de un determinado movimiento alcista queremos determinar cuando se producirá el cambio de tendencia.

Caso de movimiento alcista

  • 1ª Línea: desde el origen de la tendencia trazaremos una línea que una el mínimo absoluto marcado por el valor, con los mínimos relativos alcanzados durante la tendencia. De esta forma lo que construimos es una directriz alcista.
  • 2ª Línea: cuando el precio del valor perfore la primera directriz, trazamos una segunda línea que una el mínimo absoluto de la tendencia y pase por este mínimo.
  • 3ª Línea: cuando el precio del valor perfore la segunda directriz, volvemos a trazar una línea desde el origen de movimiento hasta el mínimo marcado en dicha corrección.

Estas primeras roturas de las distintas directrices marcadas, son tratadas como correcciones dentro de la evolución del precio del valor pero la rotura de la tercera directriz marcará un momento crítico en el que nos encontraremos ante un cambio de tendencia.

Gráfico de líneas en abanico

Caso de tendencia bajista

Cuando nos encontramos dentro de una tendencia bajista el procedimiento será el mismo pero en vez de unir los mínimos relativos con el absoluto, uniremos el máximo absoluto con los máximos relativos.

En este caso debemos de ser cautos, pues si bien en el anterior, la fiabilidad es alta en este nos encontramos con que la fiabilidad no es tan alta.

Ahorro e Inversión
Mantenme informado

Información sobre finanzas personales.

Acepto la Política de Privacidad.