Carrito
No hay productos.

Recibo bancario  - Formas de emisión y operativa

3.- Formas de emisión y operativa

A diferencia del cheque y del pagaré que requieren de firma autógrafa y por tanto no se puede completar su emisión de forma mecánica, el recibo bancario puede emitirse digitalmente, sin precisar de la intervención del librador o emisor para su puesta en circulación.

En la actualidad y dentro del entorno SEPA nos encontramos con dos esquemas de emisión:

  • Core Direct Debit, se trata de un adeudo directo en la cuenta del deudor partiendo de la base de que el acreedor dispone del consentimiento del deudor para hacerlo. Este consentimiento o mandato no es comunicado al banco deudor sino que es archivado por el propio acreedor.
  • Business to Business Direct Debit, este esquema destinado al uso entre empresas, diferenciándose del esquema anterior en que el acreedor ha de transmitir al banco del deudor la autorización otorgada por el deudor para realizar el cargo en su cuenta. Otra de sus características es la imposibilidad de devolución por parte del deudor, si bien el banco deudor solicitará de su cliente una autorización previa de pago.

Por otra parte y bajo la perspectiva de la utilización de la remesa de recibos como fuente de financiación para el emisor, la remesa será emitida conforme a los siguientes protocolos:

  • Adeudos SEPA, cuando simplemente transmitimos los datos de los recibos a la entidad financiera para que los ponga en circulación y compense a su vencimiento sin que nos anticipe el importe de los mismos.
  • Adeudos SEPA Financiados, cuando queremos anticipar el importe de los recibos. Evidentemente en el caso de querer utilizar los recibos como fuente de financiación deberemos firmar con la entidad financiera una póliza de garantías pues al no existir endoso de los mismos a la entidad en caso de impago el único garante de la deuda es el cedente, en este caso nosotros.

4.- Operativa

En este caso analizaremos la operatoria más habitual desde el punto de vista del emisor del recibo y una vez que ha confeccionado todos los recibos que conforman la remesa. Así los pasos más habituales serán:

  1. Presentación de la remesa a la entidad financiera en el formato adecuado en función del tipo de servicio que vamos a solicitar a la entidad, gestionar el cobro, descontarla o anticiparla. Así y dependiendo de la finalidad el plazo necesario desde su presentación a la entidad que la gestionará hasta el vencimiento de la misma variará, si bien en ningún caso se presentará con menos de cinco días de antelación.
  2. En el momento del vencimiento, puede ser en un momento posterior, la entidad financiera procederá al abono de los recibos que se han cargado con normalidad en la cuenta del cliente a la vez que cargará en nuestra cuenta los recibos devueltos.
Hemos de tener presente que cuando no se produce anticipo o descuento de los recibos las entidades financieras suelen realizar el abono de los mismos entre dos días hábiles y quince días después de su vencimiento, si bien en algunos casos nos podríamos ir hasta la conclusión del período de devolución que tiene el cliente.
Los períodos de devolución de un recibo dependen del esquema de gestión que hayamos utilizado:
  • Core Direct Debit: El deudor tiene un período de devolución de 8 semanas para los recibos autorizados y de 13 meses para los no autorizados.
  • Business to Business Direct Debit: No se puede devolver, si bien el banco deudor tiene que conocer el mandato del deudor previamente al cargo.

5.- Costes

En general podemos afirmar que los costes dependerán del soporte en que remitamos a la entidad financiera los recibos. Si emitimos los recibos en soporte magnético el coste siempre será inferior a si los emitimos en un soporte físico.
En cuanto a las comisiones habituales tendremos:
  • Comisión por recibo, estará formada por un porcentaje con un mínimo.
  • Comisión de devolución, viene dada por un porcentaje sobre el importe del mismo con un mínimo, devengándose en el momento en que alguno de nuestros clientes devuelve el recibo presentado sea cual sea el motivo.
  • En el caso de que utilicemos los recibos como medio para financiarnos en el corto plazo, los anticipemos o descontemos tendremos que hacer frente a los costes habituales del Descuento Comercial o del Anticipo Bancario ( puede ver el funcionamiento de estos productos en la sección de Financiación).
Página Anterior  Ver índice  Recibo bancario  - Formas de emisión y operativa
Publicidad
Calculadoras de gestión de tesorería y negociación bancaria Calculadoras Financieras
Balance y cuenta de resultados banco empresa Gestión y anticipo de efectos comerciales
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas
Publicidad