Página Anterior  Ver índice  Página Siguiente   Préstamos bancarios  - Sistemas de cálculo y liquidación
Accesos rápidos
    2.4 Modalidades
    2.4.1. En cuanto a sus garantías
    2.4.2. En cuanto a las modalidades de cálculo y liquidación

2.4.- Modalidades

Las operaciones de préstamo las podemos clasificar en función de múltiples variables, siendo las clasificaciones más habituales las realizadas a través de las garantía de la operación, tipo de interés y de sus características de cálculo y liquidación.

2.4.1.- En cuanto a sus garantías

a) Préstamos personales, son aquellos préstamos cuya garantía es personal, pudiendo ser su titular, y por tanto quien aporta la garantía, tanto una persona física como una persona jurídica, empresa. Este tipo de operaciones se caracteriza por tener períodos de amortización iguales o inferiores a los siete años. Evidentemente siempre existen excepciones, como es el caso de los préstamos para la adquisición de vehículos dentro de las economias domésticas, donde nos podemos encontrar con plazos de amortización situados en el entorno de los diez años.
b) Hipotecarios, se trata de aquellos préstamos donde la principal garantía está aportada por uno o más inmuebles que se encuentran directamente vinculados a la operación de financiación mediante escritura pública. En estos casos el préstamo o hipoteca se documenta en una escritura que es presentada al registro de la propiedad y que grava al inmueble o inmuebles en cuestión. En este caso lo más habitual es que estas operaciones tengan plazos de amortización elevados situados entre los diez y los treinta años, pudiéndose encontrar préstamos hipotecarios con mayores plazos de amortización.

2.4.2.- En cuanto a las modalidades de cálculo y liquidación
En este caso las modalidades o tipos de préstamos hacen que para un mismo principal, tipo de interés y plazo de amortización la cuantía de las cuotas así como el montante total de intereses satisfecho varíe sustancialmente. Sin embargo en todos los casos la cuota de un préstamo viene dada por la suma de los intereses devengados en el período liquidado más la amortización correspondiente a dicho período.

a) Préstamos con cuota constante o sistema francés
Se trata del sistema de cálculo más utilizado en la actualidad pues aparentemente es el más sencillo, puesto que la cuota no varía a menos que varíe el tipo de interés o el plazo de amortización lo que aparentemente le dota de una gran transparencia.
Fórmulas de cálculo
Cálculo de la cuota:

Fórmula para el cálculo de la cuota de un préstamo con cuota contastante

Siendo:

  • n = duración de la operación en meses, trimestres, semestres, años.
  • i = tipo de interés efectivo correspondiente al período considerado (misma periodicidad que la duración n).

Cálculo de los intereses devengados en cada cuota:

fórmula para el cálculo de los intereses devengados en la cuota de un préstamo

Gráfico de evolución de las principales magnitudes que integran la cuota del préstamo con cuota constante:

gráfico de evolución de las magnitudes que conforman la cuota de un préstamo con cuota constante

Como se puede observar en el gráfico de evolución del préstamo la parte de intereses de la cuota es decreciente, pues según vamos amortizando capital los intereses devengados en el periodo siguiente son menores. Sin embargo se ha de tener en cuenta que por mucho que ampliemos el período de amortización de un préstamo, esto es su duración, los intereses devengados en la primera cuota siempre serán los mismos puesto que la fórmula utilizada para el cálculo de intereses no tiene en cuenta la duración total del préstamo sino el número de días que hemos mantenido el capital pendiente sin modificar. Por ejemplo, si tomamos los datos con los que se ha elaborado el gráfico: un préstamo de 100.000 € a un 5 % de interés con pago mensual tendremos: intereses = 100.000 x 0,05 x 30 / 360 = 416,66 €. Esta cantidad permanecerá invariable sea cual sea el período de amortización del préstamo.
La consecuencia de esto es que lo único que hace que disminuya la cuota cuando alargamos el plazo de amortización del préstamo es la reducción de la cantidad amortizada en las primeras cuotas. Así si seguimos con los datos del ejemplo nos encontramos que por mucho que ampliemos el plazo la cuota mínima de nuestro préstamo se situará en el entorno de los 420 €, pues este sistema de cálculo siempre incluye en las cuotas la totalidad de los intereses devengados en el período.

- Simulador de préstamos con cuota constante, sistema francés


Página Anterior  Ver índice  Página Siguiente   Préstamos bancarios  - Sistemas de cálculo y liquidación
Carrito
No hay productos.
Calcula todo tipo de préstamos y leasing con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play
Calculadoras financiación pymes Calculadoras financiación
Leasing financiero Préstamos cuota constante, carencia, en progresión... Gestión y anticipo de efectos comerciales
Copyright 1998© NewPyme S.L. - Contactar con nosotros - 902 570 697 - Publicidad - Aviso Legal Aviso Legal