Índice

Liquidación del impuesto
Clases de rentas
1) Renta general
2) Renta del ahorro
Bases imponibles
1) Base imponible general
2) Base imponible del ahorro
Bases liquidables
1) Base liquidable general
2) Base liquidable del ahorro
Mínimo personal y familiar
1) Mínimo personal
2) Mínimo familiar
Cuota íntegra
Cuota líquida
1) Deducción por vivienda habitual
2) Otras reducciones
Cuota diferencial
1) Deducción por doble imposición
2) Retenciones
3) Tabla resumen retenciones e ingresos a cuenta
Cuota resultante de la declaración
1) Deducción por maternidad

Liquidación del impuesto

a) Clases de rentas

Las rentas del contribuyente se clasificarán como renta general o como renta del ahorro.

La renta general la forman:

  • Los rendimientos del trabajo.
  • Los rendimientos del capital inmobiliario.
  • Los rendimientos de capital mobiliario, calificados como otros rendimientos de capital mobiliario, y los obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios procedentes de entidades vinculadas con el contribuyente.
  • Los rendimientos de actividades económicas.
  • Las imputaciones de renta (inmobiliarias, derechos de imagen...).
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales que no se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales (premios, siniestros...).
Componentes de la Renta General
Rendimientos Imputaciones de rentas Ganancias y pérdidas atrimoniales

- Rendimientos del trabajo.
- Rendimientos del capital inmobiliario.
- Rendimientos del capit al mobiliario. Entre otros, los derivados de:
  · Propiedad intelectual e industrial.
  · Prestación de asistencia técnica.
  · Arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas y subarrendamientos.
  · Cesión del derecho a la explotación de la imagen.
- Rendimientos de actividades económicas.

- Rentas inmobiliarias imputadas.
- Transparencia fiscal internacional.
- Cesión de derechos de imagen.
- Instituciones de Inversión.
- Colectiva en paraísos fiscales.
- Imputaciones de AIE's y UTE's.
Ganancias y pérdidas patrimoniales que no
derivan de la transmisión
de elementos patrimoniales.

La renta del ahorro la forman:

  • Los rendimientos de capital mobiliario obtenidos por la participación en los fondos propios de cualquier tipo de entidad.
  • Los rendimientos de capital mobiliario obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios, excepto los procedentes de entidades vinculadas con el contribuyente.
  • Los rendimientos de capital mobiliario obtenidos en operaciones de capitalización, seguros de vida o invalidez, y rentas derivadas de imposición de capitales.
  • Las ganancias y pérdidas patrimoniales que se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales.
Componentes de la Renta del Ahorro
Rendimientos Ganancias y pérdidas patrimoniales
Rendimientos del capital mobiliario derivados de:
– Participación en los fondos propios de entidades.
– Cesión a terceros de capitales propios.*
– Operaciones de capitalización.
– Contratos de seguro de vida o invalidez.
– Rentas que tengan por causa la imposición de capitales.
Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales.

*Salvo el exceso del importe de los capitales propios cedidos a una entidad vinculada respecto del resultado de multiplicar por tres los fondos propios, en la parte que corresponda a la participación del contribuyente, de esta última. A efectos de computar dicho exceso, se tendrá en consideración el importe de los fondos propios de la entidad vinculada reflejados en el balance correspondiente al último ejercicio cerrado con anterioridad a la fecha de devengo del Impuesto y el porcentaje de participación del contribuyente existente en dicha fecha.

b) Bases imponibles

Al haber ahora dos rentas diferenciadas encontraremos también 2 bases imponibles.

Base imponible general. La conseguimos sumando los siguientes saldos:

  1. El saldo resultante de integrar y compensar entre sí, sin limitación, los rendimientos y las imputaciones de renta que forman la renta general obteniéndose un saldo total positivo o negativo.
  2. El saldo positivo resultante de integrar y compensar las ganancias y pérdidas patrimoniales que no se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales.

Si el saldo de b) resultase negativo su importe se compensará con el saldo positivo de a) con un límite del 25% de dicho saldo. Si aún así quedase saldo negativo este se compensará en los 4 años siguientes en la cuantía máxima que permita cada uno de los ejercicios siguientes.

Base imponible del ahorro, se formará con los siguientes saldos positivos:

  1. El saldo positivo resultante de integrar y compensar los rendimientos calificados como renta del ahorro. Si su saldo fuera negativo, su importe sólo se podrá compensar con el positivo que se ponga de manifiesto durante los cuatro años siguientes.
  2. El saldo positivo resultante de integrar y compensar las ganancias y pérdidas patrimoniales que se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales. Si su saldo fuera negativo sólo se podrá compensar con el positivo que se ponga de manifiesto durante los cuatro años siguientes.

Las compensaciones deberán efectuarse en la cuantía máxima que permita cada uno de los ejercicios siguientes.

c) Bases liquidables

Al haber 2 bases imponibles, habrá también 2 bases liquidables diferenciadas. Se calculará aplicándole una serie de reducciones a las bases imponibles.

Base Liquidable General
(+) Base imponible general
(-) Reducción por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social
(-) Reducción por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad.
(-) Reducción por pensiones compensatorias

Reducciones de la base imponible general:

  • Por tributación conjunta:
    • Unidad familiar biparental: 3.400 euros.
    • Unidad familiar monoparental: 2.150 euros.
  • El límite máximo de la reducción por aportaciones a sistemas de previsión social será el menor de:
    • Para los menores de 50 años: el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas o 10.000 euros al año.
    • Para los mayores de 50 años: el 50% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas o 12.500 euros al año.
  • Reducción adicional: 2.000 euros al año por aportaciones a Planes de Pensiones de los que sea participe el cónyuge, si este no obtiene rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas, o los obtiene en cuantía inferior a 8.000 euros. Los partícipes en estos sistema de previsión social podrán reducir en los cinco ejercicios siguientes las cantidades entregadas, esta regla no se aplicará a las aportaciones que excedan los límites de 10.000 y 12.500 euros.
  • La reducción por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad darán derecho a reducir la base imponible del aportante, con el límite máximo de 10.000 euros anuales por cada aportante que no sea la persona con minusvalía. El límite será de 24.250 euros para la persona con minusvalía y para el conjunto de aportaciones realizadas al plan.
  • Esta reducción también se aplica en el caso de aportaciones a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad.Cuyos requisitos son: > 65% minusvalía física o sensorial o >33% minusvalía psíquica.
  • Reducción por pensiones compensatorias: las que son a favor del cónyuge y las anualidades por alimentos, a excepción de las fijadas en favor del hijo del contribuyente, satisfechas ambas por decisión judicial, podrán ser objeto de reducción de la base imponible. La reducción se aplicará sobre la base imponible general sin que pueda resultar negativa, en tal caso el remanente iría a minorar la base imponible del ahorro.
  • Por cuotas de afiliación y aportaciones a los partidos políticos con un límite máximo de 600 euros anuales sin que, como consecuencia de dicha minoración, ésta pueda resultar negativa.
  • Por aportaciones a la mutualidad de previsión social de deportistas profesionales.Las aportaciones anuales no podrán rebasar la cantidad de 24.250 euros anuales.

Al aplicar estas reducciones la base liquidable general no puede ser negativa.

Recuerde que la base liquidable general puede ser negativa cuando lo sea la base imponible general por ser sus componentes negativos superiores a los positivos. En estos casos, no podrá aplicarse ninguna de las reducciones hasta ahora comentadas.
Si la base liquidable general resultase negativa en los términos anteriormente comentados, su importe deberá ser compensado con los de las bases liquidables generales positivas que se obtengan en los cuatro años siguientes.

Base Liquidable del Ahorro
(+) Base imponible del ahorro
(-) El remanente si lo hubiera de la pensión compensatoria que no se haya podido restar

Al aplicar estas reducciones la base liquidable del ahorro no puede ser negativa. Por lo que será siempre positiva o cero.

Carrito
No hay productos.
Calculadoras de fiscalidad personal Calculadoras fiscales
Fiscalidad préstamos hipotecarios Fiscalidad aportaciones a planes de pensiones Fiscalidad inversiones en acciones cotizadas Fiscalidad inversiones en fondos de inversión
Solicitar asistencia:
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas - Liquidación del impuesto I
Datos de contacto:
Nombre:
Empresa:
E-Mail:
Teléfono:
Por teléfono:
Teléfono NewPyme 902 570 697
L a V de 9:30-14:30
Copyright 1998© NewPyme S.L. - Contactar con nosotros - 902 570 697 - Publicidad - Aviso Legal Aviso Legal