Carrito
No hay productos.

Contratación de hipotecas  - Préstamos, créditos, divisa, plazo

Índice
Préstamos o créditos
Plazo fijo o variable
Moneda nacional o divisa


3.- Préstamos o Créditos

Préstamos

Es lo más habitual, en este caso según vamos pagando la hipoteca se va cancelando el préstamo hasta que con la cuota final queda totalmente amortizado, pagado.

La principal ventaja de este tipo de operación es que una vez devuelto el préstamo el inmueble adquirido queda libre de cargas y por tanto lo podemos utilizar como garantía de cualquier otra operación.

Créditos

Esta operación en principio funciona de igual manera que un préstamo, con la salvedad de que el capital amortizado se puede volver a utilizar.
Se caracterizan por el hecho de que al inicio de la operación se fija una cantidad máxima de endeudamiento, con unas determinadas condiciones económicas. A partir de ese momento cuando se producen disposiciones sobre esta capacidad de endeudamiento, se fija el plazo de devolución, de tal modo que dicha devolución se produce como si de un préstamo se tratara. Sin embargo el capital amortizado lo podemos utilizar para formalizar otro préstamo que podremos utilizar para cualquier finalidad.
De este modo cuando precisamos de otro préstamo tan sólo debemos fijar el plazo de devolución, de tal modo que nos ahorramos los costes de fedatario público, a la vez que siempre disponemos de una línea de financiación disponible en cualquier momento a un tipo de interés de préstamo hipotecario, con independencia de su finalidad.

Por contrapartida siempre tenemos hipotecado el inmueble utilizado como garantía.

A plazo Fijo o Variable

Lo habitual es que los préstamos o créditos hipotecarios tengan un plazo de devolución, amortización, prefijado desde el momento de su disposición, sin embargo en las operación a interés variable y en aras de mantener una cuota constante se ha montado un tipo de operación que ante variaciones en el tipo de interés ajusta el plazo de la operación, para que de este modo la cuota se mantenga constante.

Esto significa que si en la revisión de tipo de interés este se incrementa, la operación incrementa el plazo de amortización pero mantiene la cuota constante, y si el interés disminuye el plazo de amortización se acorta, disminuyendo el plazo de amortización.
De este modo conseguimos mantener constante nuestra renta disponible, sin embargo mínimos incrementos en el tipo de interés disparan el plazo de amortización de la operación, a la vez que el montante de intereses pagados en toda la vida del préstamo.

Modalidades en cuanto a la divisa

Lo habitual es que las distintas operaciones que se contratan se formalicen en la divisa nacional, pero en ocasiones puede resultar interesante hacerlo en otra divisa distinta. En estos casos lo único que cambia es la divisa de la operación pudiendo, por lo demás, tener las mismas características que una operación contratada en divisa nacional.

Sin embargo debemos tener en cuenta que el coste de nuestra operación se puede incrementar considerablemente en función de la evolución del tipo de interés, lo habitual es que se formalicen a interés variable tomando como referencia el Libor (Mercado de Divisas Londinense), y del tipo de cambio de nuestra divisa natural con respecto a la divisa en la que debemos realizar los pagos. Es por ello que no es un tipo de operación aconsejable para una persona que desconozca el funcionamiento del mercado de divisas.

Página Anterior  Ver índice  Página Siguiente Contratación de hipotecas  - Préstamos, créditos, divisa, plazo
Publicidad
Calculadoras de hipotecas Calculadoras de hipotecas
Calculadora cuotas y cuadro amortización hipotecas Calculadora gastos formalización hipotecas Análsis evolución índices referencia hipotecarios Calculadora hipotecas multidivisa Análsis evolución tipo de cambio divisas
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas