Carrito
No hay productos.
Software DELSOL para gestionar tu empresa o negocio
Software para tu empresa o negocio

Renta variable, acciones

Índice
Renta variable, acciones
  Dividendos
     Gastos deducibles
  Variaciones patrimoniales
    Tributación de la variación patrimonial sujeta a gravamen

Las acciones se pueden definir como títulos valores que representan una parte alícuota del capital social de una sociedad y, como tales, otorgan a sus titulares la calidad de socio o propietario de la empresa, en proporción a su participación, asumiendo así los derechos y responsabilidades que ello supone.

Dividendos

Los dividendos reciben el tratamiento fiscal de rendimientos de capital mobiliario, pues proceden de la participación en los "fondos propios" de cualquier tipo de entidad, ya que los accionistas son los propietarios del capital social de la empresa.

Como consecuencia del actual marco legislativo, Ley 35/2006, la tributación de los dividendos queda definida del siguiente modo:
1º- Integración dentro de la base imponible del ahorro, tributando, en los períodos impositivos 2012 y 2013, en función de los siguientes tramos:

Base L. del ahorro - € Cuota íntegra - € Resto base L. del ahorro - € Tipo aplicable -%
0 0 6.000 21%
6.000,00 1.260,00 18.000 25%
24.000,00 5.760,00 En adelante 27%

2º- Quedan sujetos a una retención en origen del 21 %.
3º- Se establece una exención de gravamen de hasta 1.500 €, anuales, por el conjunto de dividendos percibidos en el ejercicio. Dicha exención no es de aplicación sobre los dividendos distribuidos por IIC, ni a los procedentes de valores o participaciones adquiridas dentro de los dos meses anteriores a la fecha en que aquéllos se hubieran satisfecho cuando, con posterioridad a esta fecha, dentro del mismo plazo, se produzca una transmisión de valores homogéneos. En el caso de valores no admitidos a negociación en alguno de los mercados secundarios oficiales de valores definidos en la Directiva 2004/39/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de abril de 2004 relativo a los mercados de instrumentos financieros, el plazo será de un año.
4º- Desaparece el mecanismo de corrección de la doble imposición.

Gastos deducibles

En cuanto a los gastos deducibles estos serán exclusivamente los de administración y depósito de valores negociados.

Nota:
Hay que tener en cuenta que si la entidad depositaria de las acciones realiza una gestión discrecional de las mismas, los gastos o comisiones que cobre por dicho servicio no serán considerados gasto deducible.

Dividendos de sociedades no residentes
En relación con las sociedades no residentes que distribuyen dividendos hay que tener en cuenta lo siguiente:

Los dividendos distribuidos en España por una sociedad no residente en territorio español a una persona física residente en España se consideran, al igual que los dividendos repartidos por sociedades españolas, un rendimiento de capital mobiliario, que se integra en la base imponible del ahorro por el importe íntegro; incluido el posible impuesto de naturaleza personal pagado en el país de origen de la renta, y sometido a un tipo de retención del 21 %.

En el caso en el que el dividendo haya soportado retención previa en el país de origen de la renta, se podrá aplicar en la cuota del IRPF la deducción para evitar la doble imposición internacional. A este respecto, el importe de la deducción en la cuota será la menor de las dos cantidades siguientes:

• El importe efectivo satisfecho en el extranjero, por razón de un impuesto de naturaleza idéntica o análoga al IRPF o al IRNR sobre dichos rendimientos.
• El resultado de aplicar el tipo medio efectivo de gravamen (con dos decimales) a la parte de base liquidable gravada en el extranjero, que se calcula de la siguiente forma:

Deducción = Cuota líquida x Base liquidable gravada en el extranjero / Base liquidable total.

Por otra parte, conviene tener en cuenta que la Ley no permite deducir impuestos satisfechos en países o territorios calificados como paraísos fiscales.

Variaciones patrimoniales

La venta de acciones genera para el titular de las mismas una ganancia o pérdida patrimonial por diferencia entre el valor de transmisión y el valor de adquisición de dichas acciones. A este respecto, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los gastos y tributos inherentes a la adquisición o compra y a la transmisión o venta de acciones se suman y se restan, respectivamente, considerándose como un mayor valor de adquisición y como un menor valor de venta.
  • Cuando se trate de acciones adquiridas mediante herencia se toma como valor de adquisición el fijado en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.
  • El valor de transmisión viene determinado por la cotización del título-valor en el mercado secundario oficial de valores en la fecha en que se produzca dicha venta o transmisión, o bien, por el precio pactado entre el comprador y vendedor siempre que sea superior al de cotización (si el valor pactado fuese inferior al de cotización se tomará este último).
  • Para la determinación del valor de adquisición, se deducirá el importe obtenido por la transmisión de los derechos de suscripción -si los hubiere-.
  • Cuando existan valores homogéneos se considerará que los transmitidos por el contribuyente son aquellos que adquirió en primer lugar (método FIFO).
  • Cuando se trate de acciones parcialmente liberadas, se toma como valor de adquisición el realmente satisfecho por el contribuyente, y como año de adquisición el de la entrega de estas acciones parcialmente liberadas.
  • Cuando se trate de acciones totalmente liberadas, el valor de adquisición tanto de éstas como de las que procedan será el que resulte de repartir el coste total entre el número de títulos, tanto los antiguos como los liberados que correspondan. Se considera como antigüedad de las acciones totalmente liberadas la que corresponda a las acciones de las cuales procedan.

Tributación de la variación patrimonial sujeta a gravamen

Novedad 2013

Con efectos desde el 1 de enero de 2013, el régimen fiscal aplicable a las ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales que hubieran permanecido menos de un año en el patrimonio del contribuyente irán a la base imponible general, al tipo de gravamen general.

Así, constituye la renta del ahorro las ganancias y pérdidas patrimoniales que se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales adquiridos o de mejoras realizadas en los mismos con más de un año de antelación a la fecha de transmisión o de derechos de suscripción que correspondan a valores adquiridos, asimismo, con la misma antelación.
Las posibles ganancias patrimoniales que se deriven de la transmisión de acciones, con más de un año desde la fecha de adquisición, se integrarán en la base imponible del ahorro tributando,en los períodos impositivos 2012 y 2013, en función de los siguientes tramos:
Base L. del ahorro - € Cuota íntegra - € Resto base L. del ahorro - € Tipo aplicable -%
0 0 6.000 21%
6.000,00 1.260,00 18.000 25%
24.000,00 5.760,00 En adelante 27%

Las perdidas patrimoniales generadas en la transmisión de acciones se podrán compensar con las ganancias patrimoniales a integrar en la base imponible del ahorro. Si tras dicha compensación aún resultara saldo negativo, éste se podrá compensar con las ganancias de patrimonio a integrar en la base imponible del ahorro del ejercicio que se pongan de manifiesto durante los cuatro años siguientes.

Publicidad
Calculadoras finanzas personales Calculadoras financieras
Cuotas hipotecarias Gastos formalización hipotecas Índices de referencia hipotecarios Hipotecas multidivisa Gráficos evolución divisas Depósitos bancarios Planes de pensiones Gráficos acciones mercado contínuo Inversión en deuda pública

Empresas y autónomos

Leasing financiero Préstamos cuota constante, carencia, en progresión... Gestión y anticipo de efectos comerciales
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas